esen
  • Portada
  • Noticias
  • Noticias
  • Aislamiento entre programas de gobierno impide reducir daños por desastres naturales en Coyuca
30 August 2018 Categoría: Noticias

Aislamiento entre programas de gobierno impide reducir daños por desastres naturales en Coyuca

Afectan a Coyuca de Benítez el cambio climático y el crecimiento desordenado del vecino Acapulco

Aislamiento entre programas de gobierno impide reducir daños por desastres naturales en Coyuca
Existe un aislamiento en la implementación de proyectos y programas en los gobiernos federal y estatal que impiden la reducción de riesgos en comunidades que han sido afectadas por desastres naturales, concluyó en su tercera etapa el proyecto Coyuca resiliente al clima.
En declaraciones después de un taller del mismo nombre y que fue convocado por la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), la coordinadora de la tercera y última etapa del proyecto, Gloria Torres Espino, destacó que la integración de la sociedad y autoridades locales para la recuperación de las comunidades es imprescindible.

El impacto
En los impactos del cambio climático se precisa que entre 2000 y 2014 se registraron en México 186 decesos y 2 mil 147 millones de dólares en pérdidas cada año, relacionados con los efectos del cambio climático. A partir de 1991 alrededor del 90 por ciento de los daños y pérdidas han sido de origen hidrometeorológico. El huracán Ingrid y la tormenta Manuel generaron un monto total de daños y pérdidas que ascendieron a 23 mil 441 millones de pesos, equivalente a 10.8 por ciento de Producto Interno Bruto de la entidad. El sector más afectado fue el de comunicaciones y transportes con 48.9 por ciento, seguido del de infraestructura hidráulica con 24.8 por ciento y el sector educativo con 11.8 por ciento. Estos tres sectores concentraron 85.5 por ciento del total de daños y pérdidas.
A este taller acudieron autoridades públicas como el alcalde electo de Coyuca de Benítez, Alberto de los Santos Díaz,  el diputado local electo de ese municipio, Ossiel Pacheco Salas y el delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Martín Vargas Prieto.

Estrategias de adaptación
Se explicó que para fomentar políticas urbanas efectivas, relevantes y conectadas con los territorios y las personas, tanto en México como en otras partes de la región, se está buscando promover la participación activa de actores locales que involucre al sector público como de la sociedad civil, y en particular de las mujeres. Al respecto, la doctora Gloria Torres explicó que es indispensable desarrollar estrategias de adaptación y mitigación que permitan afrontar los desafíos del cambio climático y al mismo tiempo avanzar en patrones de gobernanza sensibles al género y participativos. Torres Espino indicó que las comunidades incorporadas en el estudio fueron La Barra y El Bejuco mediante lo que denominó Sistema Urbano-Lagunar de Coyuca de Benítez (SULC). Al ser Guerrero uno de los tres estados de México con las tasas de pobreza más altas, en la ciudad costera de Coyuca de Benítez tal situación se ve exacerbada por el rápido, imprevisto y depredador desarrollo urbano, mismo que exige el desarrollo de Acapulco centrado en el turismo. Añadió que  las comunidades del estudio se identificaron como altamente vulnerables a las tormentas tropicales y a sismos. Particularmente, dijo, el sistema urbano de la laguna costera de Coyuca de Benítez ha sufrido importantes pérdidas materiales debido a eventos naturales relacionados con el cambio climático.

Centralización
En la etapa del estudio de  gobernanza, “vimos que está muy centralizado todo, pero muchas veces, para lo que se hace en obra no es tomada en cuenta la sociedad porque desconocen la problemática real que se padece”. Explicó que la última etapa del proyecto, consistió en emitir propuestas para implementar estrategias y que las comunidades tengan menores riesgos de ser afectados por los fenómenos naturales. “Para eso, tuvimos el primer acercamiento con Protección Civil municipal y su representante (Víctor Manuel Heredia de los Santos), y hemos tenido mucha participación de los comisarios. Reunimos a los tres actores para conformar una plataforma global de cambio climático, que está integrada por el sector académico de la UAG e ITA, tres docentes de cada institución y tesistas de maestría y licenciatura; además del gobierno, y la parte más importante que es la sociedad civil”, precisó. “Es importante haber reunido a las tres partes porque así la gente nos dice qué les pasa, cómo pueden solucionar los problemas y que ellos mismos sepan cómo evitar los riesgos y estar preparados”, indicó.

Descubrieron, dijo, que en El Bejuco, para protegerse de las inundaciones –que subían hasta metro y medio– construyeron un segundo piso en sus casas como pudieran. Ellos mismos se abastecían y resguardaban los documentos más importantes e insumos mínimos necesarios hasta que llegara la ayuda.

En La Barra fue diferente, porque aunque sufren de inundación, la localidad no está tan desprotegida al contar con dos salidas, una la carretera de Pie de la Cuesta o por la cabecera municipal.

Las primeras etapas del proyecto consistieron en la conformación de un diagnóstico de riesgos climáticos, dirigido por Rocío López (UAG) y el doctor Rolando Palacios Ortega (del Tecnológico de Acapulco); la segunda etapa, fue la integración del diagnostico acerca de la gobernanza política urbanas dirigido por el investigador Héctor Becerril Miranda (UAG), Karol Yáñez y Luisa Rodríguez (Centromet). Finalmente en la tercera etapa, consistió en la construcción de estrategias para la resiliencia climática, ésta última dirigida por Torres Espino (UAG) y Ana María de la Parra (Tecnopeaje).

Related Articles

logo