esen
23 March 2017 Categoría: Planeamiento Participativo, Noticias

Dosquebradas elegido para estudio de riesgo y solución ambiental

El Municipio Industrial fue el único del país en ser seleccionado junto a otras dos ciudades intermedias de América Latina, para hacer parte de la investigación piloto sobre resiliencia climática.

Dosquebradas elegido para estudio de riesgo y solución ambiental
Este artículo fué publicado en El Diario el 25/10/2016

El proyecto consiste en identificar y aplicar una metodología práctica, innovadora y participativa con las herramientas adecuadas que permita ayudar a los responsables políticos a desarrollar e integrar la reducción del riesgo de desastres (RRD), adaptación al cambio climático (CCA) y estrategias de construcción de resiliencia hacia un clima de desarrollo urbano.
Por estar ubicado en una zona propensa a altos impactos del cambio climático como deslizamientos e inundaciones por los afluentes que la rodean, poseer diferentes problemas urbanos que requieren estrategias de Reducción de Riesgos de Desastres RRD y Adaptación al Cambio Climático, CCA pero además una gran capacidad de resistencia, Dosquebradas fue seleccionado para realizar el estudio. 

Otro factor que influyó para que fuera seleccionado, es que las tres ciudades (Dosquebradas, Santa Ana en el Salvador,  y San Tome en Argentina, tienen muchas similitudes, entre ellas que son pequeñas o medianas y que han experimentado un rápido desarrollo en las últimas décadas. Así por ejemplo Dosquebradas, actualmente con 200 mil habitantes, dobló su población entre 1985 a 2015. 

En qué consiste 

El proyecto que tiene “un enfoque participativo para facilitar el desarrollo inclusivo y climáticamente resiliente en América Latina”, fue presentado por la Universidad Tecnológica de Pereira, (UTP) y la Corporación Autónoma de Risaralda (Cárder). 

“Vamos a identificar las herramientas que se pueden implementar con base a la demanda que se tiene en cada localidad, por ejemplo, cuáles son los riesgos y soluciones que pueden tener estas ciudades para los cambios climáticos como racionamientos de agua potable en verano o inundaciones en invierno, para que la gente se apropie y actúe”, afirmó Manuel Winogrand, asesor y coordinador de proyectos de Alterra y líder del proyecto.

La investigación inició el pasado 17 de octubre con un taller en la ciudad de Quito (Ecuador) en el contexto de la reunión de Naciones Unidas Habitat  III y tendrá una duración de 15 meses, en los próximos días los encargados del proyecto trabajarán en la socialización con las instituciones de riesgo, planeación, ambiental y la academia para identificar los mapas de los actores que necesitan intervenir. 

Para el rector de la UTP, Luis Fernando Gaviria, “con este proyecto buscamos sensibilizar a las comunidades sobre lo que está sucediendo, cómo puede el cambio climático impactar la ciudad y qué podemos hacer; después de esto trabajaremos en la segunda fase para buscar recursos e impactar con la solución de los problemas en esa necesidad de resiliar a Dosquebradas”, dijo. 
 

Financiación

El proyecto es financiada por el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo de Canadá (IDRC) y coordinada por la Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA) y la Alianza Clima y Desarrollo (CDKN), por un valor de  $ US 300.000. 

 
Autores 

El proyecto “Un enfoque participativo para facilitar el desarrollo inclusivo y climáticamente resiliente en América Latina”, fue presentado por Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo (IIED-América Latina y Londres), Wageningen Environmental Research (Alterra), Center For Urban Disaster Risk Reduction Resilience (CUDRR), contó con la participación de socios estratégicos locales para la presentación de la iniciativa; en el caso de Risaralda fueron la Universidad Tecnológica de Pereira, UTP y la Corporación Autónoma de Risaralda, Cárder.

Related Articles

logo