esen
  • Portada
  • Proyectos
  • Nexo agua, energía y alimentación

Nexo agua, energía y alimentación

CUMBAZA RESILIENTE AL CLIMA

Hacia la seguridad hídrica, energética y alimentaria en paisajes urbano-rurales

Visibilizando interacciones entre la seguridad hídrica, enérgica y alimentaria para diseñar e implementar acciones y medidas que puedan mejorar la gobernanza de los recursos naturales e impulsar trayectorias hacia un desarrollo resiliente al cambio climático.

Este proyecto busca aplicar un enfoque integrado de nexo agua-energía-alimentos que reconoce las complejas relaciones, interdependencias y competencias entre los sectores económicos, el entorno biofísico, los ecosistemas naturales, y la infraestructura social (gobernanza), para tomar decisiones y negociar entre objetivos e intereses sectoriales.

Este proyecto se realiza en la ciudad de Tarapoto, en la cuenca del rio Cumbaza. La organizacion principal implementadora esl Global Canopy Programme (GCP), con los socios Centro de Desarrollo e Investigaciones de la Selva (CEDISA), Centro de Competencias del Agua (CCA), en estrecha cooperación con el Comité de Gestión de la Microcuenca del Cumbaza (CGMC).

IP_Nexo.png
Los bosques Amazónicos generan servicios ecosistémicos claves para la seguridad hídrica tales como la regulación y retención de agua y prevención de erosión. La urbanización, la expansión agrícol
a yel desarrollo de infraestructura, junto con los extremos climáticos (las fluctuaciones de temperatura, sequías y fuertes lluvias), generan presiones crecientes sobre la capacidad de los ecosistemas forestales en generar estos servicios. 

En este informe presentamos los resultados de un análisis de resiliencia hídrica realizado en Tarapoto, el tercer centro urbano más grande de la Amazonía peruana, y en la microcuenca del río Cumbaza en San Martín, Perú. 


Este blog fué escrito por Sonja Bleeker, David Sabogal, Helen Bellfield, Alex Morrice y Stuart Singleton-White. Traducción de María Jose Pacha.

Garantizar el acceso equitativo a lopanoramica285x185s recursos de  agua, energía  y alimentación (AEA) será fundamental para el bienestar de las poblaciones rurales y urbanas en la Amazonía. Esto incluye garantizar calidad y cantidad de los servicios para todos. Para alcanzar el objetivo de lograr la seguridad y equidad  de AEA, se requiere una mayor comprensión de las interacciones, interdependencias y “trade-offs” entre los sistemas donde están estos recursos. Este blog es el primero de una serie que publicaremos sobre  seguridad hídrica, energética y alimentaria en la cuenca del Cumbaza en Perú.


Este estudio realizado bajo un enfoque de nexo en la ciudad de Tarapoto y la cuenca del Río Cumbaza en la Amazonía Peruana arroja resultados sobre los factores socio-ecológicos claves que determinan  el acceso a los sistemas de agua, energía y alimentación. Además  provee evidencia del rol clave que los ecosistemas forestales juegan en la generación de contextos  resilientes. Lea más sobre el proyecto Cumbaza Resiliente al Clima y la Agenda de Seguridad Amazónica.

Por Martha del Castillo Morey
Articulo original en Voces

Pese a existir una concesión petrolífera anterior a la creación del ACR-CE, el TC determinó que no era el “criterio cronológico” el que debía seguirse, sino el “criterio de la importancia del bien jurídico afectado”, en este caso, el medio ambiente.

Cuando la amenaza de la extracción hidrocarburífera parecían extinguirse sobre esta zona, reapareció con el informe que emitió el SERNANP en abril de 2014, tras haber revisado el segundo Plan Maestro, presentado por el Gobierno Regional, informe que determina que “no podrán establecerse Zonas de Protección Estricta (ZPE) y Zonas Silvestres (ZS), sobre predios de propiedad privada y/o que contengan derechos adquiridos o preexistentes a la norma aplicable, salvo consentimiento escrito del titular del derecho”.

Lo que significa que, si el Gobierno Regional quiere que el Plan Maestro (donde se señala que no son compatibles las labores hidrocarburíferas con los objetos de conservación del ACR-CE) sea aprobado por el SERNANP (organismo adscrito al Ministerio del Ambiente), debe conseguir un consentimiento expreso de las compañías petroleras titulares del Lote 103, lo cual es considerado inconstitucional por los abogados que representan al Gobierno Regional, quienes además interpusieron una demanda de amparo contra el SERNANP, por pretender incumplir la sentencia constitucional sobre Cordillera Escalera, al exigir el consentimiento de la compañía.

Por Martha del Castillo Morey 

Han pasado casi doce años, desde que en diciembre del 2005 se creara, a través del Decreto Supremo 045-2005-AG, el Área de Conservación Regional Cordillera Escalera (ACR-CE), primera área natural protegida en esta categoría, creada en el Perú, con la finalidad de conservar los ecosistemas frágiles y asegurar la continuidad de los procesos biológicos en los ecosistemas de esta parte de la cadena oriental de los andes amazónicos. Desde entonces se han desarrollado muchos procesos socio-económico-ambientales que forman parte de su historia.

En general, la gestiónAPCE1 de las áreas naturales protegidas enfrenta una situación paradójica; por un lado son reconocidas internacionalmente como importantes para la conservación de la biodiversidad y los ecosistemas, y por otro, enfrentan crecientes presiones antrópicas promovidas tanto por el gobierno, como por las poblaciones locales. Según la Ley de Áreas Naturales Protegidas Nº 26834, las áreas de conservación regional (ACR), pertenecen a la categoría de áreas de uso directo, por tanto susceptibles de ser objeto de explotación de recursos no renovables. Sin embargo, la misma ley garantiza el respeto a las limitaciones y restricciones previstas en los objetivos de creación del área.

La ley también establece, que el uso de recursos naturales solo será permitido, si existe compatibilidad con su zonificación. Ninguna de las zonas del ACR–CE, planteadas en el Plan Maestro 2013-2018 (en revisión por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas – SERNANP), resulta compatible con la extracción de recursos naturales no renovables. Sin embargo, el otorgamiento de derechos por parte del Estado peruano, a través del Ministerio de Energía y Minas, a empresas petroleras, para la exploración y explotación del Lote 103, que abarca casi el 97% del territorio del ACR-CE, fue una de las principales controversias entre los intereses de las empresas petroleras y de las poblaciones locales que dependen de sus aguas para vivir. La explotación del Lote 103, afectaría un área de especial importancia por su biodiversidad y como fuente captadora y almacenadora de agua, ahí nacen las tres cuencas hidrográficas (Cumbaza, Caynarachi y Shanusi) que son la única fuente proveedora de agua con la que cuenta la población de las zonas aledañas.

En octubre del 2006, el Gobierno Regional de San Martín, ante el inicio de los trabajos exploratorios en el Lote 103, interpone demanda de amparo contra las empresas Occidental Petrolera del Perú; LLC, Sucursal del Perú (hoy Talismán Petrolera del Perú), Repsol Exploración Perú, Sucursal del Perú y Petrobras Energía Perú S.A., por considerar que los trabajos de exploración amenazan los derechos de las poblaciones a:
APCE3
• Gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida;
• A la vida, el libre desarrollo y el bienestar;
• A exigir del Estado la promoción de la conservación de la diversidad biológica y las áreas naturales protegidas;
• Alimentación; y
• Al agua. Entre otros.

Este conflicto legal, generó una movilización social sin precedentes, que involucró a la población sanmartinense, liderada por organizaciones de la sociedad civil e instituciones del estado, con el lema “Agua sí, petróleo no”. Con esta participación popular masiva, quedó demostrado que, la comprensión de la importancia de Cordillera Escalera en la generación de agua para consumo humano, era clara y contundente.

Las ambiciones por explotar crudo en el lote 103, por parte de la empresa petrolera Talismán, en alianza con Repsol YPF y Petrobras, culminaron en 2009, con la sentencia que dictaminó el Tribunal Constitucional (TC), que estableció que solo se podrá realizar actividad de exploración y explotación petrolera en este pozo, siempre y cuando ésta sea compatible con la protección del ACR-CE, y esa compatibilidad se contemplaría en el Plan Maestro actualizado de dicha área natural protegida. 

Articulo original publicado en  Diario Voces el 20 de Dieciembre de 2017
Link https://www.diariovoces.com.pe/95730/acr-cordillera-escalera-fuente-agua-biodiversidad
En esta infografía se puede conocer los flujos e interacciones del recurso  agua, energía y alimentos en la microcuenca del Río Cumbaza. image Descargarla en alta calidad aqui.  (4.53 MB)

Algunos datos claves:
  • En  la micro cuenca del río Cumbaza se consume en promedio 1476 kilos/habitante/año de leña, para la preparación de comida.
  • El 58% de la cobertura forestal de la cuenca del Cumbaza ha disminuido en los últimos 30 años.
  • Las comunidades nativas  se encuentran establecidas en casi todas las nacientes de los ríos y son los actores principales en el cuidado de la microcuenca del Cumbaza.
  • La microcuenca del río Cumbaza, es la zona  desde donde salen todas las vertientes que tanto la provincia de San Martín y Lamas usan para sus actividades domésticas, empresariales y/o industriales.
  • La microcuenca del Cumbaza  produce 64 productos que abastece a los mercados, de la provincias de Lamas y San Martín, en especial el mercado de Tarapoto que es el más grande de la región San Martín. Existe  presencia prevalente de alimentos importados, de otras regiones y hasta del extranjero.

Infografia web
  • 1
  • 2

Equipo

David Sabogal

David Sabogal

Global Canopy Programme

Helen Bellfield

Helen Bellfield

Global Canopy Programme

Martha Del Castillo Morey

Martha Del Castillo Morey

Guillermo Carlos Gómez

Guillermo Carlos Gómez

Teddy Peñaherrera Escalante

Teddy Peñaherrera Escalante

César Rengifo

César Rengifo

Bram Willems

Bram Willems

Sonja Bleeker

Sonja Bleeker

Francisco Meza

Francisco Meza

logo